Huertos y Urbanitas

El estrecho vinculo de las personas con la naturaleza esta cada vez más distanciado. En este proyecto reúno los reportajes fotográficos de varias experiencias en la práctica distintas pero con una misma finalidad, recuperar el trabajo del campo en la vida urbana.

> Sara vive en el campo del Empordà en la costa de Catalunya. Estudió agrónomos y decidió abandonar su vida urbana para vivir y cosechar los frutos de su pequeña empresa de agricultura ecológica en un paraje natural.

> Des de la assamblea indignada de vecinos del barrio del Clot-Camp de l’Arpa de Barcelona, se planteó reformar un solar abandonado para convertirlo en un huerto de uso comunitario. El proyecto avanza poco a poco con la ayuda de todxs, buscando las mejores formas de transfomar un espacio en desuso en un area verde donde aprender a cultivar y recoger los frutos que unx mismx trabaja.

> Manuel y Jacinto llegaron a Barcelona con la migración de los 50 dejando atrás sus campos familiares. Después de tanto tiempo encuentran en los huertos urbanos de Can Cadena en el barrio de Sant Martí de Provençals, una forma de recuperar sus  conocimientos y prácticas hortelanas.

> Detras del barrio de Nou Barris de Barcelona, subiendo los pies de Collserola, se llega al valle de Can Masdeu, una masia okupada hace mas de 10 años. Lxs impulsorxs de este movimiento y lxs vecinxs del barrio convirtieron el espacio alrededor de la casa en huertas comunitarias.

Son varias experiencias distintas que voy capturando con mi camara a medida que recorro la ciudad. En estos últimos años he visto crecer el interés y las tomateras entre los edificios, he captado como de la nada se puede cosechar la ensalada, y sobretodo como las personas con su afan consiguen rediseñar su entorno y dar cabida a la naturaleza entre alguna que otra esquina.